Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Logo de ibercampus.es    Acceder a la versión normal
Ir a la noticia anteriorIr a la portadaIr a la siguiente noticia
Sociedad
Marcial Maciel, condenado por el Papa en 2006 murió en 2008
Legionarios de Cristo publica abusos de 27 sacerdotes a 170 menores tras la pauta jesuita

    


La congregación religiosa Legionarios de Cristo publicó este lunes 22 de marzo datos de 27 sacerdotes que abusaron sexualmente de 170 menores, como parte de su proceso de renovación iniciado a raíz del escándalo extendido dos años antes de la muerte de su fundador Marcial Maciel en 2008, al recibir en 2006 la condena del Papa y en 2010 ordenar el inicio de una inspección. Los casos expuestos se dieron en Brasil, Chile, Colombia, Venezuela, España, Estados Unidos y México, entre otros países.

En el documento, resultado de una investigación interna de los Legionarios tras la inspección, bajo el título Informe anual 2020 Verdad, justicia y sanación, la Legión aporta datos de los 27 sacerdotes que abusaron de los casos que se tiene conocimiento ( 6 de ellos en España), en su gran mayoría varones, de entre 11 y 16 años de edad. Aparece dos meses después de que los jesuitas rompieran el silencio público eclesial y pidieran  perdón por abusos de 96 religiosos desde 1929.

Detalla el informe los pasos dados en la atención a las víctimas y el desarrollo de ambientes seguros en la congregación, indicando que quienes cometieron abusos representan el 1,9% de los mil 1.380 legionarios de Cristo ordenados sacerdotes a lo largo de la historia de la Congregación, fundada en 1941, dice en su página 26, aunque luego en la 27 redondea esa cifra en un 2%. De estos sacerdotes, 16 siguen en la Congregación (uno de los cuales ha sido removido del estado clerical), cuatro han fallecido, seis han dejado el sacerdocio y la Congregación, uno ha dejado la Congregación. De los 16 que siguen en la Congregación, 15 no tienen ministerio sacerdotal público; uno tiene ministerio restringido que excluye pastoral con menores (colegios, grupos juveniles, etc.).

Debido a los escándalos, según Wikipedia, la Legión registra numerosos abandonos y una bajada de las vocaciones.​ En el Anuario Pontificio de 2017, que registra las cantidades de 2016, los Legionarios aparecen con 1.729 religiosos, de los cuales 984 eran sacerdotes, y al frente de 122 parroquias.

Sanación  y reacreditación de ambientes seguros

El documento identifica a los legionarios denunciados por abusos con nombre y apellidos o con códigos numéricos (dependiendo de la legislación de cada país) en la página 0abusos.org y dice quye la información se irá actualizando. Los Legionarios de Cristo consideran que la publicación de los casos de abuso da a las víctimas “conocidas y desconocidas” el “reconocimiento objetivo del abuso que puede facilitar el camino de sanación” y “anima a otras posibles víctimas” a buscar apoyo. Además, deja claro que el sacerdote en cuestión, apartado de la Iglesia o condenado, “ya no ejerce ministerio sacerdotal público alguno, liberando a las víctimas de la preocupación de que los abusos se puedan repetir”, señala el documento, que cita como libro de referencia para una presentación de las posturas y argumentos que están en juego el de Benjamín Clariond Domene, L.C., Discernimiento moral, transparencia y rendición de cuentas. Reflexiones sobre la publicación de nombres de sacerdotes culpables del delito de abuso sexual de un menor, en Daniel Portillo Trevizo (Editor), Teología y prevención. Estudio sobre los abusos sexuales en la Iglesia, Editorial Sal Terrae, Maliaño (España), 2020, pp. 257-298, obra vendida a 365 dólares.

De cara a la reacreditación de sus centros religiosos o docentes como ambientes seguros, el Capítulo General de 2014 de Legionarios de Cristo fijó  un tiempo de dos años para que los territorios que no lo habían hecho implementaran la política necesaria, al final de lo cuas se iniciaría un proceso de certificación a través de instituciones externas e independientes. Actualmente, los Territorios de Estados Unidos y España tienen acreditación profesional externa. El Territorio de España, que logró la acreditación Praesidium en 2018, comenzará durante 2021 el proceso  para la reacreditación -con validez por tres años-. A lo largo de 2020, los Territorios de México, Norte de México, Chile y Colombia-Venezuela han avanzado en sus procesos de acreditación y los Territorios de Italia y Brasil están realizando los preparativos para comenzar durante 2021 En algunos países europeos, tanto las autoridades estatales como las conferencias episcopales dan directrices precisas sobre las medidas de prevención e intervención que se deben cumplir, y que la Congregación hace suyas y aplica. Por otro lado, Praesidium ha actualizado sus exigencias de acreditación, incorporando nuevos estándares para asegurar el más alto nivel en la prevención de abusos de menores de aquellas instituciones que acredita. El director general ha decidido asumir estos estándares para toda la Congregación y son ya parte integrante de los procesos de acreditación.

En el curso de ese proceso, en informe recuerda que en septiembre de 2020, se llevó a cabo el seminario anual de capacitación para coordinadores territoriales de ambientes seguros, en presencia de un oficial de la Congregación para la Doctrina de la Fe y expertos del CEPROME y del Instituto Desarrollo y Persona de la Universidad Francisco de Vitoria, uno de los centros docentes que tiene Legionarios de Cristo en España, centro que ocupa la 5º de las 26 posiciones definidas por el ranking de transparencia de las universidades privadas españolas (Ver La transparencia domina en las universidades públicas, pero es minoritaria entre las privadas. El ranking FCyT califica de opacas 2 públicas y 10 privadas.

Los Legionarios de Cristo comenzaron un proceso de regeneración en 2014 tras el escándalo de Marcial Maciel. 
En 2020 la congregación ha ayudado económicamente a las víctimas que pedían terapias para superar sus abusos y ha impulsado una colaboración internacional con la asociación contra el abuso sexual en la Iglesia Católica, “Eshmá”.Los próximos pasos de este proceso de sanación de los Legionarios de Cristo en 2021 serán “reforzar la atención y escucha profesional y sistemática a las víctimas”, así como “establecer un programa independiente para la reparación económica de las víctimas”.

Marcial Maciel (1. 920) murió en 2008 tras ser acusado de cometer abusos sexuales contra seminaristas, tuvo varios hijos e incluso era consumidor habitual de drogas. El Papa Benedicto XVI en 2006 condenó a Maciel por sus “gravísimos e inmorales” comportamientos bisexuales con menore y ordenó una inspección en 2010, tras la que se sugirió una profunda revisión de la congregación, después de que la Iglesia ocultó los escándalos durante décadas. Sobre los desmanes de Maciel se han escrito diversos libros, entre ellos Ave Negra' (Madre Editorial), de  Elena Sada (Monterrey,1964), quien estuvo 20 años en Regnum Christi, la rama femenina de los Legionarios de Cristo, quien ha declarado que el fundador les llegaba a convencer del privilegio que eraservirlo con el sexo.

La primera vez que los Legionarios aparecieron en el Anuario Pontificio, (que recoge las cifras oficiales de la Iglesia Católica), fue en el de 1967, más de dos décadas después de su fundación. En esta edición, donde se recogían las cifras de 1966, se contaban 303 religiosos, de los cuales 42 habían sido ordenados; y llevaban 14 parroquias. Desde entonces se puede observar un rápido crecimiento hasta los 2.273 religiosos del Anuario de 2009, de los cuales 814 habían sido ordenados sacerdotes; además de haber 128 parroquias asignadas a la congregación. En 1997 comenzaron a publicarse denuncias contra el fundador,  y en 2009, un año después de su muerte, la dirección de los Legionarios reconocía los crímenes de Maciel, quien la había dejado en 2005.



Ateneo Pontificio Regina Apostolorum, en Roma, y  Colegio Cumbres en Valencia.

Desde sus comienzos los Legionarios de Cristo y el movimiento Regnum Christi dedicaron gran parte de sus esfuerzos a la creación de instituciones educativas dirigidas a las clases altas, principalmente en el mundo de habla hispana y concretamente en México como el Colegio Irlandés, en la capital mexicana, en el cual estudió Álvaro Corcuera (quien fue director General de la Legión).

Normalmente la congregación funda colegios privados para todas las clases, contando en 2017 con 128 centros eduativos donde se educaban a 37.000 alumnos. Los Legionarios también dirigen los "Colegios Mano Amiga", en los cuales se busca la promoción social asistiendo con becas educativas de alto nivel para niños de escasos recursos. Hay 37 colegios "Mano Amiga" con 19.000 alumnos en zonas subdesarrolladas de Argentina, Chile, Colombia, España, México, El Salvador y Venezuela. En educación superior, dirigen la Red de Universidades Anáhuac, conformada por universidades y otras instituciones de educación superior de México, Chile, España, Italia y Estados Unidos. En estas universidades se formaban en 2017 19.000 alumnos.​

Avances en los compromisos de conversión y reparación 

Con los documentos Conversión y reparación y Proteger y sanar el Capítulo General de 2020 estableció el camino que la Congregación se propone recorrer para prevenir abusos sexuales, para responder denuncias, para atender a las víctimas y para supervisar a quienes han cometido abusos, en el contexto de un cambio de mentalidad y de comportamiento. El recién elegido director general, el P. John Connor, asumió estos compromisos públicamente, convencido de la necesidad de «afrontar con determinación los abusos en nuestra historia como parte de nuestra misión y signo de la autenticidad de nuestra vocación». 

John Connor, acusado por tres mujeres de encubrir casos de abuso y acoso sexual en Estados Unidos cuando era director territorial, ha asegurado que buscan “afrontar con determinación” las denuncias que recaen sobre sus miembros. 

Casos en México y España

La lista sobre los casos en México, la más extensa, solo publica con nombre y apellido los sacerdotes denunciados públicamente por las víctimas. Es el caso de Fernando Martínez, acusado de abuso sexual a ocho niñas en un colegio de Cancún entre 1991 y 1993. O de Antonio Rodríguez Sánchez, caso revelado por EL PAÍS en enero de 2020, acusado de abusar de un niño de 12 años en el seminario del Ajusco en Ciudad de México en los ochenta. También aparece en la lista el exsacerdote español José María Sabín —solo con su primer nombre—, denunciado por abusar del mexicano Reséndiz en el mismo seminario. La mayoría de los casos reportados por la Legión en México registran “varias víctimas”.

La información publicada sobre España da cuenta de seis casos de abuso de menores desde 1941 hasta la actualidad. Excepto por Marcial Maciel, los nombres de los otros cinco sacerdotes han sido ocultados por “razones legales” propias de la legislación vigente en materia de protección de datos, ha justificado la congregación. Tres de los señalados acumularon denuncias también en México y tres enfrentan actualmente un proceso canónico. A todos se les conocen varias víctimas.

En su página web, los Legionarios de Cristo en España cuentan con un noviciado y un seminario menor -en Vall de Flors, Valencia, además de comunidades establecidas en Madrid, Valencia, Barcelona, y Sevilla.Formamos apóstoles, y acompañamos a jóvenes, adolescentes y familias. Trabajamos junto a los demás miembros del Regnum Christi en nuestra obra educativa, social, apostólica y misionera. En las noticias destacan cuatro de este lunes 22 de marzo:

-Publicación de casos con nombre completo, nombre, o código numérico: ¿Cuándo aplica cada modalidad?

-Publicación individuada de los casos de abuso: Un medio para ayudar a la sanación y al cambio de cultura 

-Acuerdo con Eshmá, una institución independiente y profesional para acoger a las víctimas de abusos

-Carta del P. Javier Cereceda: “Nos disponemos a la escucha atenta de las necesidades de las víctimas y de todo cuanto podamos hacer para reparar el daño causado”

Los nombres que figuran en el territorio de Chile son los de José Luis Díaz Atilano y el irlandés John O’Reilly. El primero fue acusado de cometer abusos a ocho niños cuando ocupaba el cargo de director del antiguo Colegio Zambrano de la capital y el segundo, condenado en un caso de pedofilia en el que la víctima era una niña de seis años. Los legionarios señalados en Brasil o la región andina aparecen codificados con números, por lo que se desconoce aún sus nombres reales. En Italia solo han registrado, de acuerdo al informe, acusaciones contra Maciel y Reséndiz.
 
Noticias de portadaArtículos relacionados
Los jesuitas rompen silencio eclesial y piden perdón por abusos en sexo de 96 religiosos desde 1929
El Papa Francisco declara que las leyes de unión civil deberían cubrir a homosexuales
La Iglesia deberá entregar al Gobierno sus investigaciones sobre abusos sexuales en su seno
Justicia reclama información sobre todos los casos de agresiones sexuales de religiosos a menores
Noticias de portadaOtros artículos de Sociedad
Retroceso global de las grandes fortunas hispanas ante el escandaloso salto de nuevos ricos Forbes
La Comisión Europea anuncia medidas de apoyo a los medios y protección a los periodistas de ataques
Los editores piden incluir a la prensa en las ayudas extras de 11.000 millones por la crisis COVID
Un 37,78% menos de personas desaparecidas en 2020 con las restricciones a la movilidad en pandemia
La pandemia llama al periodismo como servicio público, según el debate de las asociaciones de prensa
© 2021  |  www.ibercampus.es   | Powered by 
Política de cookies  |  Política de privacidad
Ir a la noticia anteriorIr a la portadaIr a la siguiente noticia