Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Logo de ibercampus.es    Acceder a la versión normal
Ir a la noticia anteriorIr a la portadaIr a la siguiente noticia
Sociedad
De los 17 aún vivos, 4 están ya fuera y 13 apartados
Los jesuitas rompen silencio eclesial y piden perdón por abusos en sexo de 96 religiosos desde 1929

    


"El mal sistémico de la Iglesia son los abusos", declaró el superior provincial de la Compañia de Jesús este jueves al presentar un informe para desvelar abusos a 81 menores y 37 adultos en España, casi todos en centros docentes. Participaron 96 religiosos, 65 de ellos sacerdotes de provincias desde finales de 1920 hasta la actualidad, 48 de ellos ya fallecidos. De los 17 aún vivos, 4 están ya fuera por abandono o expulsión de la orden y los 13 que siguen están apartados del contacto con menores

De estos 17 jesuitas sobre quienes recae alguna denuncia por abusos, 3 casos fueron denunciados durante la década de los 60, 2 en los 70, 3 en los 80, 3 de los 90 y 6 habrían ocurrido desde el año 2000",  según el Informe sobre los abusos cometidos por religiosos jesuitas en las provincias españolas . En el 20% de los casos fueron abusos con reincidencia y sobre el 80% solo consta una denuncia. En España hay 9 instituciones universitarias jesuitas (Deusto, ICADE, ESADE, Loyola Andalucía, IQS, etc), 5 colegios mayores, con un total de 46.517 estudiantes y participantes en sus programas de formación, 4.338 profesores, 1.759 personas de administración y servicios, 1.012 investigadores y 260.000 antiguos alumnos. Además, la red de de centros educativos no universitarios de la Compañia se extiende por toda la geografía española en 31 ciudades y 27 localidades, dependientes entre otras de Fundación SAFA, Fundación Loyola, Fundación Radio ECCA y Fundació Jesuïtes Educació.

Los datos se acumulron a raíz de las denuncias desde que en 2018 decidieron investigar hasta el fondo, debido al llamamiento del Papa Francisco (el primero jesuita en la historia), así como a aparecer en prensa y redes sociales casos de abusos sexuales en centros educativos de la Compañía. Las fuentes empleadas en la investigación incluyen archivos y testimonios, antiguos y presentes. Entre los denunciados no hay ningunad e las principales autoridades de la Compañía, a diferencia de lo sucedido hace años con las denuncias de Marcial Maciel,el propio fundador de Legionarios de Cristo, cuya rama liacal, Regnum Christi, cuenta también en España, México y otros países iberoamericanos con universidades y otros centros educativos, fundaciones y organizaciones no gubernamentales.

Según El País, la inmensa mayoría de estos casos, registrados en colegios, no eran conocidos hasta ahora y por eso es un dato llamado a reventar las escasas estadísticas conocidas sobre los abusos de menores en la Iglesia católica española. La contabilidad que lleva a cabo este periódico, ante la ausencia de datos oficiales y la negativa de diócesis y órdenes a investigar el fenómeno, señala hasta el momento 123 casos desde 1986, con casi 400 víctimas. Son cifras extraídas de procedimientos judiciales y hemerotecas. De ellos, solo ocho casos involucraban a jesuitas, y si ahora solamente esta orden admite de golpe 81 víctimas, queda en evidencia que el recuento conocido apenas refleja una parte de la realidad del escándalo, a la espera de que la Conferencia Episcopal Española (CEE), las diócesis y las órdenes religiosas acometan una investigación interna similar.

Añade el mismo diario que la congregación ha dado un dato esencial de contexto: sus 96 acusados suponen un 1,08% de los 8.782 jesuitas registrados desde 1927, mientras que si se extrapolara ese dato a otras congregaciones y a la Iglesia española los datos se dispararían. El único estudio publicado en España en 1996, de Félix López Sánchez y editado por el Ministerio de Asuntos Sociales, estima que el 4,17% de los sacerdotes y religiosos podrían ser responsables de abusos, en línea con las estadísticas de Estados Unidos y otros países europeos que rompieron silencio como la Compañia hace ahora en la Iglesia española por primera vez. Los propios jesuitas, que admiten que es “un estudio limitado”, aseguran que no saben cuántos de todos estos casos son nuevos, no publicados antes en los medios. Tan solo indican que los casos de 13 acusados no constaban en sus archivos y han aparecido en la investigación gracias a testimonios de víctimas. Se trata de siete jesuitas vivos y seis fallecidos.



Los portavoces no dieron nombres, ni de los agresores, ni de las víctimas, ni de los centros escolares o universidades donde éstos hubieran sucedido. La Compañía alude que "muchas de las víctimas han pedido explícitamente que no se den datos que puedan conducir a la identificación ni de la víctima ni del agresor".

Uno de los objetivos de la Compañía de Jesús con este informe es evitar cualquier tipo de abuso sexual o verbal, entre otros, en los centros educativos, seminarios y universidades que tiene en España. También pedir perdón a las víctimas, acaban de presentar el primer informe sobre los abusos cometidos por religiosos jesuitas.

La acusación más reciente es de 2020 y está siendo investigada, aunque se refiere a hechos más antiguos; hay un proceso canónico en curso y dos que acabaron con la suspensión del ejercicio del ministerio del acusado y su reclusión en comunidades aisladas. No hay ningún caso reciente, o conocido en los dos últimos años, que implique a personas que sean menores de edad en la actualidad.



Infografia de EL PAIS

Del resto de casos no llegó a haber ni proceso judicial ni canónico, sino medidas canónicas disciplinarias internas y un proceso canónico que concluyó sin que se probara la comisión de los abusos. "Siete de los casos que tenemos han aparecido en los últimos dos años, tiempo en que se ha elaborado el informe. Es decir ha habido víctimas que ante el proceso iniciado se han sentido con posibilidad de hablar", ha detallado Rodríguez Olaizola.

"El mal sistémico de la Iglesia" es "el mal de los abusos", según Antonio España, provincial de la Compañía en España desde mayo pasado, Son palabras que suele usar Hans Zöllner, jesuita alemán que preside el Centro para la Protección de los Menores de la Universidad Gregoriana y uno de los mayores expertos en protección de menores y prevención de abuso sexual de la Iglesia."Sentimos dolor, vergüenza y pesar por la herida producida a tantas personas en un espacio religioso, que debería ser un lugar de protección", y añadio: "Tenemos un compromiso de claridad y transparencia respecto a la dolorosa vivencia de los abusos y también la voluntad de escuchar el dolor de los que sufrieron abusos, las víctimas nos han indicado el horror que han sufrido"

El informe "se irá completando con los años" , según José María Rodriguez Olaizola, secretario de comunicación de la Compañía, con la idea de englobar el perdón: "Hay que rendir cuentas con el pasado, queremos aprender a pedir perdón a las víctimas y a la sociedad por los abusos, por la cultura del silencio, por no afrontar limpiamente los hechos, y queremos tener presentes a las víctimas y no redoblar su dolor, potenciar la cultura del buen trato y que no vuelva a ocurrir"

Además de la intención de transparencia y compromiso con las víctimas, la Compañía ha puesto en marcha un sistema que promueva la prevención en los centros, lo que han llamado Sistema de Entorno Seguro (SES): "un conjunto de actuaciones de sensibilización, intervención y prevención que abarcan, por ejemplo, la elaboración de protocolos y mapas de riesgo, la formación, la adaptación de los espacios físicos o la creación de espacios de escucha a las personas que han sufrido abusos. Se está trabajando también en la elaboración de un protocolo de reparación que permita estudiar caso por caso, ayudar a la sanación e iniciar procesos de justicia restaurativa, cuando sea posible"."No se han usado indemnizaciones como tal. En un proceso canónico se ayuda a la persona con terapia o con las necesidades que tenga", ha especificado España, responsable de la Compañía y uno de los encargados de presentar los datos de la primera investigación interna sobre abusos, que evaluará también una entidad externa, realizada por una institución religiosa en España.

La responsable del área SES, Susana Pradera, ha recalcado que "la primera responsabilidad es la de escuchar y acoger a las personas que han sufrido a causa de los abusos vividos". Pradera ha insistido en la necesidad de generar "un cambio de cultura profundo". Conseguir una cultura que garantice relaciones sanas y ambientes seguros.

 
Noticias de portadaArtículos relacionados
El Papa Francisco declara que las leyes de unión civil deberían cubrir a homosexuales
La Iglesia deberá entregar al Gobierno sus investigaciones sobre abusos sexuales en su seno
Justicia reclama información sobre todos los casos de agresiones sexuales de religiosos a menores
Los abusos sexuales en menores marcan toda la vida
Noticias de portadaOtros artículos de Sociedad
La pandemia llama al periodismo como servicio público, según el debate de las asociaciones de prensa
Cifuentes, absuelta de falsificar su máster, cuyo tribunal condena a su asesora y a una profesora
Cómo educar a la heredera, tercera de las decisiones que afectan al futuro de la Monarquía española
Una bacteria mata a los 61 años a Ángel Suárez ´Casper´, líder del crimen de cuello blanco en España
Llegan a Madrid los participantes en el Programa de Acogida Periodistas de América Latina de RSF
© 2021  |  www.ibercampus.es   | Powered by 
Política de cookies  |  Política de privacidad
Ir a la noticia anteriorIr a la portadaIr a la siguiente noticia