Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Logo de ibercampus.es    Acceder a la versión normal
Ir a la noticia anteriorIr a la portadaIr a la siguiente noticia
Tesis y tesinas
Los problemas de TVs regionales, agravados por la pandemia
Un documento prueba que Junta de Andalucía desvía 11 millones del COVID para salvar Canal Sur

    


La Junta de Andalucía, bajo PP y Ciudadanos, ha decidido sacar 11 millones de los Fondos Covid para reactivar Radio y Televisión de Andalucía (RTVA)l, dinero destinado a paliar las consecuencias sanitarias y sociales del coronavirus, tras las fuertes pérdidas que tienen por la caída de los ingresos en publicidad. Esta investigación periodística se suma a la prolífica literatura académica sobre los problemas de las televisiones autonómicas, que la pandemia COVID-19 dotan de un especial relieve.

Los documentos demostrativos del desvío han sido publicados por Alejandro Picazo en Elcierredigital.com, donde sindicatos de trabajadores de la cadena denuncian que la mala situación de la RTVA se debe a los altos salarios de los directivos. Recuerda este medio que, para paliar la situación financiera el Gobierno de la Nación el 16 de junio aprobó en un Decreto-Ley la creación de unos Fondos Covid con una inversión de 16.000 millones de euros, inyección de dinero público del Gobierno a las comunidades autónomas no reembolsable que fue aprobada el pasado 15 de julio por el Congreso de Diputados, a la espera de los 140.000 millones que recibirá España del Fondo de Recuperación para modernizar la economía y paliar crisis COVID  dentro del plan de reconstrucción que acaba de anunciar el Gobierno presentará el próximo miércoles y que será objeto de un Decreto-Ley y la conferencia de presidentes autonómicos anunciados este sábado por Pedro Sánchez para el 26 de octubre con la presidenta de la Comisión Europea, Úrsula von der Leyen. 

Esos 16.000 millones de euros iniciales, según informó la portavoz de Gobierno, María Jesús Montero, se desglosaron de la siguiente manera: Al gasto sanitario para reforzar la plantilla y los sistemas de salud se invertirán unos 9.000 millones euros. Para las necesidades del ámbito educativo, se destinarán 2.000 millones de euros. Y para amortiguar la caída de la recaudación de los impuestos propios de las comunidades y el descenso de viajeros en su transporte público, se aportarán 5.000 millones de euros.

Este fondo público se va a destinar a la administración de las Comunidades Autónomas pero en varios tramos. El primer porcentaje del fondo, 6.000 millones de euros, llegó en el mes de julio a los gobiernos regionales. Es un reparto desigual puesto que se toma como referencia para distribuirlo la incidencia del virus en cada zona; es decir, el número de pacientes hospitalizados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), los ingresos en hospitales y las pruebas PCR totales realizadas.

Siguiendo estos criterios, Madrid y Cataluña fueron las mayores beneficiarias. Ambas superan un ingreso de más de un millón de eurosAndalucía por su parte recibió 597.610, 28 euros.

El Gobierno de la Junta de Andalucía, formado por la coalición PP y Ciudadanos con el apoyo externo de Vox, para reforzar la dotación recibida del Gobierno Central constituyó el Fondo de Emergencia Social y Economía (FESE) Covid19, con una provisión de 700 millones de euros.

Según palabras del presidente de Andalucía, Juan Manuel Moreno, este dinero iría destinado principalmente a pagar la factura sanitaria y social generada por la pandemia. Por esta razón, los dos partidos del Gobierno andaluz pactaron la reestructuración de su plantilla para reducir gastos y adaptarla a la situación de emergencia sanitaria.

             Documento que ratifica la salida de esos 11 millones de euros.

Pero a pesar de todo lo dicho y prometido la administración de Moreno ha sacado 11 millones de euros de estos fondos para ingresarlos en la Radio y Televisión Pública Andaluza (RTVA)

El PSOE recriminó en el Parlamento Andaluz al director general de la RTVA, Juan de Dios Mellado, que ese dinero haya salido del fondo Covid. El diputado socialista, Francisco Conejo achacó el desfase presupuestario en la cadena autonómica a “sueldos millonarios de sus directivos” y a una mala gestión de los recursos, poniendo el foco en la contratación externa de productoras, como Proamagna, y en programas como el que protagoniza Bertín Osborne. Por cierto, esta productora sufre una caída de sus beneficios, tal y como se plasma en este documento del Registro Mercantil.

Documento del Registro Mercantil de la productora Proamagna.

El programa del cantante ha sido otro de los puntos discordantes entre Gobierno y oposición. El responsable del ente público explicó que se abonó a la productora un total de 763.385 euros por una temporada de 13 programas, frente a los 1,1 millones de euros que señaló el PSOE.

La realidad de las cifras

Otras de las voces en sumarse en contra de la inyección de dinero Covid a las cuentas de RTVA ha sido la sección sindical Comisiones Obreras en Canal Sur y RTVA. Desde la agrupación de trabajadores explican que “El agujero provocado en la RTVA es consecuencia de las externalizaciones a productoras amigas, de la nefasta programación, la manipulación partidaria y los sueldos desorbitados a directivos y allegados. Lo hemos denunciado durante años”.

Si se va a los datos de los salarios, con referencia al año 2018, se descubre que el el director y gerente de 78.522,77 euros y que existen seis altos cargos que reciben la misma cantidad de retribución. Lo que supone un gasto de más de 471.000 euros. Así lo detalla la siguiente imagen.

Documento que muestra las retribuciones de los altos cargos de Canal Sur.

Tal y como muestra el Registro Mercantil la televisión pública, con datos del ejercicio 2018, arrastra grandes pérdidas económicas. En este año dejaron de ingresar 14.472.205 euros.

A la denuncia del diputado socialista, Francisco Conejo, ningún miembro de la Cámara autonómica quiso darle denuncia. Ni se explicó por qué salió ese pago extra de los fondos Covid para equilibrar las cuentas de Canal Sur, que recibió transferencias por 140,9 millones de euros con cargo al Presupuesto de 2020.

Pérdida de inversión Publicitaria

El talón de Aquiles de la televisión pública andaluza es la fuerte reducción de ingresos por parte de la publicidad. Este fue el motivo que empleó el director general de la RTVA, Juan de Dios Mellado, para justificar el desplome en las cuentas del medios de comunicación. Canal Sur previó ingresos publicitarios por valor de 14,9 millones de euros y solamente ingresó 8,3 millones de euros. Lo que les supuso un desfase de 6,5 millones de euros. Una cifra inferior a la inversión que hizo la Junta de Andalucía de 11 millones de euros.

El programa "El Show de Bertín" cuestionado por su gran coste.

A pesar de todo, Mellado confirmó que se aprobó 29 nuevas contrataciones y la compra de nuevos sistemas tecnológicos a petición de la demanda que hicieron los sindicatos y los trabajadores. Además negó que existan contratos desorbitados a productoras y que su organigrama directivo se ha reducido, pasando de 29 a 27. Pero no mencionó nada al respecto del salario de estos.

Sin embargo los trabajadores tienen otra opinión y focalizan el problema del ente público en la privatización de servicios. “En cuanto a la externalización de servicios de la programación, aumenta notablemente con la consecuente precarización y desregularización de las relaciones laborales. Se externaliza en favor de grandes productoras, con ninguna implicación en el territorio, ni con la gestión de empleo, ni con la economía social”. Así lo manifiesta una carta emitida por el sindicato Comisiones Obreras.

Una situación sanitaria con deficiencias

Sorprende que en plena pandemia el Gobierno andaluz decida no dejar de invertir esos recursos económicos en materia de sanidad, tal y como se prometió.

Según ha denunciado la oposición socialista “los andaluces tardan entre 12 y 16 días en conseguir cita con su médico, que además es telefónica y lo seguirá siendo, según plantea el plan de accesibilidad de la Junta”. Asimismo han indicado que “los centros de salud cerrados no se han reabierto”.

Prolífica literatura académica sobre el problema de las televisiones autonómicas que la pandemia COVID-19 dota de especial relieve

Los problemas de control económico y político de las televisiones autonómicas y las relaciones de estas con las redes sociales y grandes digitales son algunos de los temas más recurrentes de la literatura académica, que ha dedicado cientos de artículos a esos medios de comunicación en los últimos años, tema de permanente actualidad al que la emergencia sanitaria y la crisis provocada por la pandemia COVID-19 dotan de un especial relieve y preocupación. 

Esas perspectivas eminentemente negativas de las televisiones autonómicas chocan con las conclusiones de la tesis doctoral sobre la contribución de las televisiones de proximidad a la identidad regional como elemento esencial de su propia sostenibilidad, que bajo el título La televisión de proximidad en Extremadura; sostenibilidad e identidad fue leída en 2017 por Clara Eugenia Marcos Gómez y dirigida por Marcelo Sánchez-Oro Sánchez en la Universidad de Extremadura. Para el desarrollo de esa tesis de la estrecha relación entre ambos factores la autora realizó un exhaustivo recorrido sobre las características de los diferentes modelos de implantación de estos medios en once Comunidades Autónomas. Pero posteriormente resumió esa tesis en el artículo titulado Las televisiones autonómicas en españa: la identidad como garante de subsististencia, en Identidad y cultura. Creación de conocimiento.Universidad de Extremadura.

Al contrario, en algunos de los artículos académicos recientes se resalta como problema serio para la democracia española el hecho excesivamente asentado de que los partidos que consiguen formar gobierno obtengan al mismo tiempo la prebenda de disponer de un medio de comunicación poderoso, financiado mayormente con cargo a los presupuestos del Estado o de la Comunidad Autónoma correspondiente, y puedan hacer con él lo que más convenga a sus intereses particulares.

Así lo indica uno de los más recientes, titulado El problema del control político de las televisiones públicas. Propuestas de reforma (2020), publicado por la Universidad de Valencia, texto que firman cuatro docentes de tres universidades y que ha publicado  también la Universidad de Sevilla bajo el título Hacia un modelo de regulación para garantizar la independencia de las televisiones públicas en España (2020): Andrés Boix Profesor, titular de Derecho Administrativo, Universidad de Valencia; Susana de la Sierra, Profesora titular de Derecho Administrativo, Universidad de Castilla-La Mancha; Emilio Guichot, Catedrático de Derecho Administrativo, Universidad de Sevilla, y Juan Luis Manfredi Profesor titular de Periodismo, Universidad de Castilla-La Mancha.

Señalan también estos investigadores que la aspiración de contar con un modelo dotado de independencia y profesionalidad es común a otros órganos y organismos en España y que el riesgo de politización en la designación de los miembros de sus órganos rectores no es privativo de este sector. Para ello, entre sus propuestas urgen la necesidad de superar la búsqueda de una gestión de los medios públicos no partidista y despolitizada que pase únicamente por la parlamentarización de los nombramientos, recuperando para ello algunas de las ideas que ya estaban presentes en el informe de los expertos realizado hace ya más de una década en el sentido de, por un lado, incorporar miembros con legitimidades diferentes a la parlamentaria, aunque sea en reducida proporción y, por otro, introducir exigencias de evaluación y control sobre la capacitación profesional efectiva de los nombrados. Ya tenemos ejemplos de ello en España; uno ya concluido, con el proceso de puesta en marcha de la nueva televisión pública valenciana en 2016 que ya hemos referido; y otro en marcha, y de mucha mayor relevancia por su efecto irradiador, en la forma del último e inconcluso proceso de elección de consejeros y presidente para RTVE.

Los mismos docentes incluyen en sus dos artículos un breve catálogo de propuestas concretas de actuación, que —a modo de corolario— se enuncian a continuación:

1. Rediseño del modelo de financiación y establecimiento claro de funciones de servicio público a que se han de deber los medios públicos y, en particular, RTVE, coherentes con un modelo de neutralidad e independencia

2. Mejora del sistema de elección a partir del actualmente vigente, con inclusión de procesos de búsqueda de perfiles profesionales previos a la labor de selección parlamentaria.

3. Búsqueda de perfiles más plurales entre los candidatos, lo que pasa por una revisión del baremo, de modo que no determine un único tipo de consejero.

4. Refuerzo de la calidad jurídica y garantías del proceso (toda la información y criterios han de ser públicos y conocidos ex ante).

5. Elección de un tercio de consejeros por la CNMC a partir de criterios de solvencia técnica.

6. Elección por parte del Consejo de Administración del director general y administradores.

7. Introducción de criterios de elección profesional por parte del Consejo de Administración de los cargos y estructura directiva de RTVE, siguiendo el modelo anglosajón y las prácticas corporativas.


El estudio académico de las televisiones autonómicas ha dedicado también abundante literatura a los aspectos económicos, problema enmarcado dentro de la disciplina de la economía de los medios (Albarrán, 1996). Así lo hace el artículo Análisis de la eficiencia de las televisiones autonómicas en España desde la perspectiva de las redes complejas en España, de Martínez, Pilar Latorre, Víctor Orive Serrano, y Juan Pablo Artero Muñoz., en Retroperiodismo, o el retorno a los principios de la profesión periodística (2016): 277-294  Más reciente al respecto es el texto El mercado televisivo español del siglo XXI: concentración y precariedad, de Santamaría, de tres investigadores de la Universidad  Carlos III de Madrid: José Vicente García Santamaría, Alejandro Barranquero Carretero,y  Gloria Rosique Cedillo. 

Junto a los temas de control político y económico ha destacado también la atención la literatura académica a estrategia de las televisiones autonómicas en las redes sociales, por considerar --como hacía el año 2008 en la Revista Latina de Comunicación Social, nº 63, Campos Freire, Francisco-- que Las redes sociales trastocan los modelos de los medios de comunicación tradicionales. Es el caso también por ejemplo de la investigación Análisis de la situación de TV3, Aragón TV, TVG y Canal Sur en 2015, realizada por dos docentes de la Universidad Internacional de La Rioja, Jesús Díaz del Campo Lozano y Erika Fernández-Gómez, quienes  ya incluían algunos de los articulos académicos publicados al respecto hasta hace cinco años.

AL problema de la absorción económica de la publicidad por parte de internet y sus redes sociales (vernoticias relacionadas) se añade en España que las  ´telecos´ se comen a las televisiones tradicionales: Movistar, Orange y Vodafone se reparten casi todo el pastel de ingresos minoristas del sector audiovisual. Durante el último trimestre de 2016, se generaron unos ingresos de 6.078 millones de euros.Los tres principales operadores de telecomunicaciones coparon casi el 81% de los ingresos minoristas del sector.

Algunos articulos académicos recientes sobre esos problemas de las televisones autonómicas son:

-López-Rico, Carmen Maria, José Luis González-Esteban, y Alberto Hernández-Martínez.Polarización y confianza en los medios españoles durante el Covid-19. Identificación de perfiles de audiencia." Revista Espanola de Comunicacion en Salud (2020): 77-89.UC3M

-Rodríguez, Rosa María Añel,y Emilio Rodríguez Bilbao. La comunicación en la crisis del Covid-19: relato único, marco épico y relatos ausentes. Revista Española de Comunicación en Salud (2020): 293-303.

-Manuel, de Luque. Jugadores de Póker: La ruptura del marco televisivo propiciado por las televisiones privadas y autonómicas fue la protagonista del VI Congreso AEDEMO de Audiencia de Televisión, celebrado en Sevilla. Anuncios: Semanario de publicidad y marketing 1612 (2020): 25-25.

-Juan Ignacio Cantero, Luis Mauricio Calvo Rubio y Miguel Ángel Benedicto Solsona. "La tenue apuesta por los vídeos en 360º en las estrategias transmedia de las televisiones autonómicas españolas.Revista Latina 75 (2020): 415-433.

-Campos, Belén Galletero, Ana María López Cepeda, and Arturo Martínez Rodrigo. "Estudio comparativo de la centralidad y uso de Twitter de las televisiones autonómicas en los debates electorales del 26 M.Revista Latina 76 (2020): 97-119.

-Castillo-Esparcia, Antonio, Ana-Belén Fernández-Souto, e Iván Puentes-Rivera. "Comunicación política y Covid-19. Estrategias del Gobierno de España//Political communication and Covid-19: strategies of the Government of Spain." Profesional de la información 29.4 (2020).

-Roel, Marta. Hacia una caracterización de los modelos de programación y audiencia de las televisiones generalistas “locomotora” en el umbral del apagón analógico (2005-2010): análisis del caso español. Estudios Sobre el Mensaje Periodistico 26.2 (2020): 745. Universidad Complutense de Madrid.

-Lozano, Juan Francisco Gutiérrez. La progresiva extinción del debate y su aparente resurrección vía formatos de telerrealidad en la programación televisiva española (2004-2019).Estudios Sobre el Mensaje Periodistico 26.2 (2020): 611.UCM

-Miraz, Pedro Vázquez. "Revisión del artículo “El ocaso de la televisión pública española ante su audiencia: un lustro decadente (2010-2015)”.Encuentros 18.1 (2020): 145-152. Universidad de la Rioja.

-Ruido, María. Luchas políticas e imaginarios postindustriales en las pantallas mediáticas. Academia.edu

-
Perales, Alejandro. El papel de la audiencia activa en la rendición de cuentas de los medios: posibilidades y límites en el caso español (2020): 43-56, en Ética, Comunicación y Género. Debates actuales, de Juan Carlos Suárez Villegas.

-Jarrín, Ángel M. Alonso. Crisis política y televisión informativa: la década de la agitación.Academia.

-
García Brotons, Andrés. Infoentretenimiento en los informativos de televisión españoles (2020).
Noticias de portadaArtículos relacionados
Las televisiones públicas autonómicas del siglo XXI. Nuevos escenarios tras el cierre de RTVV
Las ´telecos´ se comen a las televisiones tradicionales. Movistar, Orange y Vodafone 81% de ingresos
Las ´telecos´ se comen a las televisiones tradicionales. Movistar, Orange y Vodafone 81% de ingresos
Netflix ha revolucionado el mercado televisivo en todo el mundo
Noticias de portadaOtros artículos de Tesis y tesinas
´Las redes de poder en España´ hacen que Podemos caiga en la ´jaula de hierro estatal´
Solo un 11% de las tesis publicadas en las 22 universidades de Red Vives utilizan lengua catalana
La factura de agua de grandes ciudades será reducida por riegos inteligentes aunque suba en bolsa
La lucha contra la pandemia, menos eficaz por la polarización política y social
Equilibrio y control postural en la niñez autista, claves para mejorar su integración sensorial
© 2021  |  www.ibercampus.es   | Powered by 
Política de cookies  |  Política de privacidad
Ir a la noticia anteriorIr a la portadaIr a la siguiente noticia