Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Logo de ibercampus.es    Acceder a la versión normal
Ir a la noticia anteriorIr a la portadaIr a la siguiente noticia
Economía
Tres norteamericanos y un británico abren la semana sueca
Nobel de Medicina 2019 para hallazgos de oxigenación celular contra anemia, cáncer y otros males

    


La apertura de nuevas estrategias para combatir la anemia, el cáncer y muchas otras enfermedades, a partir de explicar cómo las células son capaces de adaptarse a los cambios en los niveles de oxígeno, ha sido una de las razones para conceder el Premio Nobel de Medicina de 2019 a William G. Kaelin Jr, Sie Peter J. Ratcliffe y Gregg L. Semenza. Con ellos ha comenzado este lunes la semana de los premios Nobel

Estos mecanismos son fundamentales para entender gran cantidad de enfermedades. El trabajo de Kaelin, Ratcliffe y Semenza han permitido identificar la maquinaria molecular que regula la actividad de los genes en respuesta a los niveles variables de oxígeno y han generado nuevas (y muy prometedoras) estrategias para combatir la anemia, el cáncer y muchas otras enfermedades.

Se trata de premiar un mecanismo biológico fundamental que, en el cuerpo humano, regula -entre otras funciones- el desarrollo embrionario, la respiración, el metabolismo, la inmunidad o la respuesta a la actividad física. Siendo un mecanismo tan básico, está involucrado también en múltiples enfermedades, incluidas el cáncer, el ictus, el infarto de miocardio o la anemia.

“Han revelado los mecanismos de uno de los procesos adaptativos más esenciales de la vida”, destaca la Asamblea Nobel en el comunicado en que anuncia el premio. “Han establecido las bases de nuestra comprensión de cómo los niveles de oxígeno afectan al metabolismo celular y las funciones fisiológicas. Sus descubrimientos han abierto la vía a nuevas estrategias prometedoras para combatir la anemia, el cáncer y otras muchas enfermedades ”.

Los premiados son dos estadounidenses, William Kaelin (de la Escuela de Medicina de Harvard y el Instituto de Cáncer Dana-Farber en Boston) y Gregg Semenza (de la Universidad Johns Hopkins en Baltimore) y el británico Peter Radcliffe (del Instituto Francis Crick de Londres.

El Nobel de Medicina se otorga a un máximo de tres investigadores, que se repartirán los nueve millones de coronas suecas (unos 830.000 euros) con que está dotado el premio este año.Desde que se empezó a conceder el premio en 1901, lo han ganado 217 personas, de las que sólo doce son mujeres. Cinco de ellas lo han ganado en los últimos diez años.

El año pasado, la Asamblea Nobel del Instituto Karolinska de Estocolmo distinguió con el Premio Nobel de Medicina a los investigadores James P. Allison y Tasuku Honjo por sus investigaciones sobre la inmunoterapia contra el cáncer, que había sido uno de los grandes fotos de atención científica del año 2017.

En ese 2017, el galardón fue para Jeffrey C. Hall, Michael Rosbash y Michael W. Young en reconocimiento a sus descubrimientos sobre los mecanismos moleculares que regulan los relojes biológicos o ritmos circadianos.

Curriculum de los premiados

Peter J. Ratcliffe y las vías de señalización de la hipoxia.
El británico Peter Ratcliffe es un reconocido experto de la Universidad de Oxford en genética molecular. El laboratorio de este investigador estudia el papel de la hipoxia y el estrés metabólico relacionado en la conducción de fenotipos agresivos de cáncer. Un enfoque específico está en el papel de las cascadas transcripcionales mediadas por factores inducibles por hipoxia (HIF). Estas vías se activan casi universalmente en el cáncer, tanto por hipoxia microambiental como por oncogenes y supresores de tumores. Sus intereses están en las vías de señalización de la hipoxia y en las implicaciones generales de activar amplias vías de señalización interconectadas durante el desarrollo del cáncer. Un enfoque particular en la comprensión de cómo se acomodan los múltiples efectos pro y antitumorales del cambio de la vía de hipoxia durante el desarrollo del cáncer, incluida la forma en que estos procesos impulsan la heterogeneidad del tumor, la biología de las células cancerosas y la resistencia al tratamiento.

William Kaelin y el gen VHL.William Kaelin investigaba un síndrome hereditario, la enfermedad de von Hippel-Lindau (enfermedad de VHL) que conduce a un riesgo mayor de ciertos tipos de cáncer en familias con mutaciones de VHL heredadas, cuando demostró que el gen VHL codifica una proteína que previene la aparición de cáncer. También mostró que las células cancerosas que carecen de un gen VHL funcional expresan niveles anormalmente altos de genes regulados por hipoxia, pero que cuando el gen VHL se reintroducía en las células cancerosas, se reestablecían los niveles normales. Esta fue una pista importante para demostrar que la BVS estuvo de alguna manera involucrada en el control de las respuestas a la hipoxia. Este ilustre investigador del Instituto Médico Howard Hughes desde 1998, recibió su doctorado en medicina por la Universidad de Duke en 1982 y fue jefe de residentes de medicina interna en el Hospital Johns Hopkins. Fue becario clínico de oncología médica en Dana-Farber y becario postdoctoral en el laboratorio del doctor David Livingston, donde comenzó sus estudios de proteínas supresoras de tumores.Se convirtió en investigador independiente en Dana-Farber en 1992 y profesor de medicina en la Escuela de Medicina de la Universidad de Harvard en 2002.

Gregg Semenza y la proteína HIF-1.Gregg Semenza es el director del programa vascular del Instituto de Ingeniería Celular de la Universidad Johns Hopkins y profesor de Medicina Genética. El doctor Semenza también es profesor de pediatría de C. Michael Armstrong. Está considerado como uno de los mayores expertos en los mecanismos moleculares de la regulación del oxígeno. El profesor Semenza lidera el campo para descubrir cómo las células se adaptan a los niveles cambiantes de oxígeno. También es conocido por su descubrimiento innovador de la proteína HIF-1 (factor 1 inducible por hipoxia), que controla los genes en respuesta a los cambios en la disponibilidad de oxígeno. El hallazgo tiene implicaciones de largo alcance en la comprensión y el tratamiento de afecciones de salud con bajo contenido de oxígeno, como la enfermedad de las arterias coronarias y el crecimiento tumoral.Recibió su AB de la Universidad de Harvard. Obtuvo su doctorado de la Universidad de Pennsylvania, completó su residencia en pediatría en el Duke University Medical Center y realizó una investigación postdoctoral en genética médica en Johns Hopkins. Trabaja en la Universidad Johns Hopkins desde 1990.Los intereses de investigación del profesor Semenza incluyen los mecanismos moleculares de la homeostasis del oxígeno, terapia de genes y células madre para la enfermedad cardiovascular isquémica, el papel de HIF-1 en el cáncer y protección del corazón contra la lesión por isquemia-reperfusión.

Candidaturas y apuestas previas fallidas

La Asamblea Nobel del Instituto Karolinska decide cada año a quién se concede el premio de Medicina a partir de propuestas recibidas de instituciones académicas de todo el mundo

Como cada año, los premios Nobel eran así campo de apuestas, quinielas y predicciones, que este año en Medicina han tenido poco éxito. La sociedad Sigma Xi propuso a cuatro investigadores como posibles ganadores al premio de Medicina: James Thomson, por "su trabajo pionero en la investigación de células madre embrionarias humanas (1998) y la investigación de células madre pluripotentes inducidas"; Joseph Schlessinger por "resolver las vías de señalización de los receptores de tirosina quinasa"; David Baulcombe por "su trabajo con el ARN pequeño de interferencia". Por último, Mary-Claire King, a quién Sigma Xi da por favorita, y cuyo trabajo ha sido fundamental en la genética contemporánea. A ella se debe la confirmación de que humanos y chimpancés compartimos el 99% del ADN y, también, el descubrimiento del BRCA1, el conocido como "gen del cáncer de mama", que ha tenido un impacto crucial en la medicina de las últimas décadas. Su trabajo ha tenido tanta importancia social que, como dice Ángela Bernardo y se hace eco Xataca, algunos la han señalado como candidata para el Nobel de la Paz Hace 30 años, un grupo de genetistas desarrolló todo un campo de investigación para encontrar a los niños robados por la dictadura argentina.

Por otro lado, Clarivate Analytics también hace una predicción muy famosa. En este caso, en lugar de usar criterios cualitativos como Sigma Xi, la empresa utiliza el número de citas como indicador. Su apuestas han sido: Shizuo Akira por sus descubrimientos en los mecanismos inmunitarios innatos; Charles David Allis muy conocido por sus trabajos en el campo de la epigenética y los mecanismos regulatorios de la expresión genética; o James P. Allison y sus trabajos en inmunoterapia del cáncer.

La semana de los Nobel

Con este galardón  arranca la semana en que se entrega el premio más prestigioso del mundo en los ámbitos de las ciencias, la literatura y las relaciones internacionales, con dos premios de literatura que se concederá excepcionalmente por duplicado después de que el premio no se otorgara en la edición del año pasado por un escándalo de abusos sexuales que afectó a la Academia Sueca.Esta pretene así 
poner punto y final al escándalo por acosos sexuales y filtraciones que, el año pasado, puso patas arriba a la Academia Sueca.

En los próximos días le seguirán el de Física (mañana martes); Química (miércoles); Literatura (jueves); Paz (viernes); y Economía (el próximo lunes).

Noticias de portadaArtículos relacionados
Nobel de Medicina 2017 a Hall, Rosbash y Young por desentrañar los relojes biológicos
Adiós al año de la fusión de estrellas de neutrones y la inmunoterapia contra el cáncer
La activista anti-cambio climático Greta Thunberg (Suecia),entre los Premio Nobel alternativos 2019
Fallece Max-Neef, primer laureado latinoamericano premio Right Livelihood, Nobel de los pobres
Noticias de portadaOtros artículos de Economía
Autónomos y empresas no necesitan factura para desgravar gastos: los tiques son válidos
Ingenieros y economistas urgen un pacto de Estado global para la reindustrialización
Auditores y contables de "pymes" de toda Europa acusan presiones, pero un 68 % dice rechazarlas
Keynes acertó al predecir en Madrid (1930) ingresos per cápita a 100 años, no las horas de trabajo
Solo el 1,8% de 3,3 millones de empresas españolas auditan sus cuentas,menos del 30%voluntariamente
© 2019  |  www.ibercampus.es   | Powered by 
Política de cookies  |  Política de privacidad
Ir a la noticia anteriorIr a la portadaIr a la siguiente noticia