Logo de ibercampus.info    Acceder a la versión normal
Ir a la noticia anteriorIr a la portadaIr a la siguiente noticia
I+D+i
Tiene miles de compuestos en una mezcla compleja,según BGU
El humo del tabaco daña más en pacientes de Covid-19 la biopelícula protectora de los pulmones

    


El humo del cigarrillo es una mezcla compleja con miles de compuestos.Lo constatan investigadores de la Universidad Ben-Gurion en el Negev (BGU), de Israel, al descubrir, por primera vez, que la toxicidad del humo del tabaco afecta a la biopelícula protectora en los pulmones y es particularmente más preocupante en pacientes diagnosticados de Covid-19 que presentan problemas respiratorios. El estudio examinó 12 tipos distintos de cigarrillos comerciales de diferentes precios comprados en tienda.

Considerado un factor de riesgo para varias enfermedades crónicas graves, incluida la muerte prematura, parece que se sabe poco desde el punto de vista de la investigación sobre la toxicidad de sus componentes en el cuerpo humano, según el equipo de la Universidad Ben-Gurion en el Negev (BGU), que como refleja la ilustración suñerior trabajaron con un panel de bacterias compuesto por cuatro cepas diferentes modificadas genéticamente de E. coli, que producen luz después de la exposición a diversas toxinas (incluida la citotoxicidad, la oxidación y la genotoxicidad). La respuesta a la luz mostró el mecanismo de toxicidad biológica del humo del cigarrillo filtrado y sin filtrar.

Según los hallazgos del estudio, las compañías de cigarrillos, las organizaciones de investigación y los académicos pueden usar el panel bacteriano y su sistema adjunto para monitorear de manera rentable la toxicidad general de varios cigarrillos comerciales y probar su efectividad de filtro. “El sistema de prueba de humo desarrollado recientemente basado en nuestro panel bacteriano es una excelente manera para aquellos que necesitan analizar la toxicidad del humo a un costo razonable”, concluye el Prof. Marks.

Según este estudio, publicado en la revista Talanta y recogido por José Mª Fernández Rúa en biotechmagazineandnews.com, del grupo editorial ElServier, los investigadores encontraron que el humo del cigarrillo perjudica la comunicación entre bacterias, que pueden afectar a los microorganismos del cuerpo y causar un efecto negativo en la formación de biopelículas, que protegen las colonias bacterianas pulmonares. 

El profesor Robert Marks, director del Departamento de Biotecnología de BGU y miembro de este equipo, subraya que “el experimento demostró que el filtro es un elemento crucial para reducir el daño del tabaquismo, por lo que es necesario desarrollar nuevos filtros para reducir la toxicidad”.

El trabajo de este científico, destacado experto en el estudio de bacterias modificadas genéticamente, se centra en encontrar los mecanismos específicos de las toxinas en una variedad de materiales y su impacto en el medio ambiente.

El tabaco empeora el curso de la Covid-19

El sistema de prueba de humo desarrollado recientemente, basado en este panel bacteriano, y su sistema adjunto para monitorear de manera rentable la toxicidad general de cigarrillos comerciales y probar la efectividad de su filtro es, en opinión del profesor Marks, una herramienta novedosa para los investigadores de este campo.

En relación con el hábito de fumar y la infección por SARS-CoV-2, que causa Covid-19, el Ministerio de Sanidad, que ahora dirige Carolina Darias, recuerda que “el consumo de tabaco empeora el curso de las enfermedades respiratorias. En el caso de la Covid-19, existen estudios que demuestran una peor evolución de la enfermedad en pacientes fumadores y que indican que fumar conlleva un riesgo 1,45 veces más alto de desarrollar una forma grave de los síntomas que en personas no fumadoras”.

Las revisiones sobre el hábito de fumar y la progresión de Covid-19 concluyen, basándose en la evidencia actual, que fumar se asocia con la progresión negativa y los resultados adversos de la enfermedad.

En este sentido, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha publicado que resulta probable que los fumadores sean más vulnerables a la infección causada por el coronavirus, como consecuencia de la manipulación de los cigarrillos y el contacto de estos con los labios.

En cualquier caso, enfatiza el Ministerio, “no hay evidencia que sugiera que los fumadores estén más protegidos que el resto de la población frente a Covid-19. Por el contrario, los estudios disponibles indican que estos pacientes pueden cursar con una forma grave de la enfermedad”.

El humo del tabaco puede transportar partículas víricas
Ya para terminar, los neumólogos Carlos Rábade Castedo, Jaime Signes-Costa y Carlos Jiménez Ruiz, destacan en su estudio publicado en enero pasado en Archivos de Bronconeumología que estrategias frente a Covid-19, llevadas a cabo en muchos países del mundo y basadas en el confinamiento de la población en sus domicilios, favorecen, en un entorno familiar de fumadores, la exposición al humo de tabaco de segunda mano en no fumadores.
De esta forma -reflexionan-, el humo del tabaco puede comportarse como un transportador de partículas víricas, aumentando el riesgo de esta enfermedad.
“Por todo ello -añaden- son necesarias medidas de control del tabaquismo en época de Covid-19, basadas en campañas de sensibilización desde las administraciones públicas, cuyos fines sean la protección de los fumadores pasivos en los entornos familiares y el incremento de la motivación para abandonar el tabaco en los fumadores, mostrando el mayor riesgo a desarrollar Covid-19 no sólo en ellos, sino en aquellos con los que conviven”.
Para los autores de este estudio, “la pandemia representa más que un obstáculo una oportunidad para abordar el tabaquismo”. De este modo, las diferentes sociedades científicas iberoamericanas elaboraron un documento de posicionamiento con las siguientes recomendaciones para los profesionales sanitarios en relación con el tabaco y Covid-19:
  • Advertir a la población general del mayor riesgo que tienen los fumadores de contraer Covid-19 y del peor pronóstico de la enfermedad.
  • Resaltar la importancia de dejar de fumar mediante nuevos métodos como las apps, teleconsultas y videoconsultas.
  • Desalentar el uso de los nuevos dispositivos electrónicos de nicotina y pipas de agua, que pueden favorecer a desarrollar esta enfermedad.
  • Enfatizar la importancia de ambientes libres de humo, así como continuar generando evidencia sobre el impacto de fumar en el desarrollo de Covid-19.
 
Noticias de portadaArtículos relacionados
Complejidades del saber, una revisión ante las ciencias de los sistemas adaptativos
El orden natural y la complejidad, 4: El Génesis
Cumbre sobre "reducción de daños en tabaco" tras saberse cómo opera la industria y duplicar tumores
Por otra investigación educativa y social:mirar como autores y no espectadores de la transformación
Noticias de portadaOtros artículos de I+D+i
Crue y CSIC firman otro acuerdo de acceso a journals sin dar coste de ese escandaloso oligopolio
La ANECA dice que no deben ser consideradas como científicas las revistas que cobran por publicar
ANECA matiza su posición ante revistas depredadoras al encontrarse 324 de ellas indexadas en Scopus
Rectores y CSIC consolidan el oligopolio de Elsevier en España para "fomentar el acceso abierto"
Dialnet cumple 20 años y se fija de objetivo el español como 2° lengua científica tras el inglés
© 2021  |  www.ibercampus.info   | Powered by 
Política de cookies  |  Política de privacidad
Ir a la noticia anteriorIr a la portadaIr a la siguiente noticia