Logo de ibercampus.info    Acceder a la versión normal
Ir a la noticia anteriorIr a la portadaIr a la siguiente noticia
Inclusión digital
El auge de la enseñanza a distancia y online

    


Aunque se trata de una tendencia que tiene un largo recorrido, durante los últimos meses se ha producido un crecimiento exponencial, que parece consagrar a un tipo de enseñanza que ha llegado para quedarse.

Hace años que en Ibercampus ya hablábamos de cómo la enseñanza virtual se imponía a la clásica. Pues bien, como cabía esperar, esta imposición se ha convertido en auge y consagración durante los tiempos que corren.

Existen innumerables ejemplos que confirman esta tendencia, como el caso de la escuela de negocios The Power MBA, que ha reportado un aumento del 54 % en sus matriculaciones durante el presente curso. Esto implica nada menos que un incremento de 4.300 alumnos y un total de 11.000 matriculaciones en el curso 2020-2021.

Por su parte, Google y Emagister han reportado un incremento de las búsquedas relacionadas con la educación online desde mediados del año pasado. Entre las frases más buscadas destacan: “estudiar online”, “aprender desde casa”, “formación a distancia”, “cursos online” o “centros o escuelas online”. El portal Emagister ha reportado nada menos que tres veces más búsquedas que a comienzos de 2020.

En definitiva, las circunstancias actuales parecen haber acelerado un proceso que llevaba años produciéndose y que hunde sus raíces en una formación que encaja mejor con la frenética vida que llevamos, una formación que resulta más cómoda y accesible para los estudiantes. La revolución tecnológica, que ha venido produciéndose desde mediados de los 90, ha puesto al alcance de cualquier persona con un ordenador e internet la posibilidad de formarse en prácticamente cualquier ámbito, con la salvedad de algunas titulaciones que siguen estando muy vinculadas a la formación práctica y presencial.


A la par que se producía esta revolución tecnológica, especialmente durante los últimos años, hemos visto cómo un sinfín de sectores comerciales se han adaptado a esta tendencia, pasando de un formato físico a uno digital. Entre ellos destaca el sector de juego, con ejemplos como PokerStars, donde han convivido ambos formatos, el presencial y el virtual, pero no solo ha predominado la parte digital, sino que se ha convertido en todo un referente a nivel internacional. Que grandes compañías como esta hayan implementado un servicio digital de tanta o más calidad que uno físico ha posibilitado que la industria crezca y, en la actualidad, sume más usuarios que nunca.

Otros ejemplos de adaptación a formatos digitales los vemos en los gigantescos sectores del vídeo, con plataformas como Netflix, quienes han hecho que nos olvidemos prácticamente por completo del DVD o el Blu-ray para pagar una pequeña cuota mensual que nos da acceso a una gran cantidad de contenido audiovisual; y también ocurre en el ámbito de la música, con compañías como Spotify, quienes ofrecen prácticamente la totalidad de la música que existe a través de su plataforma y, de nuevo, han hecho que los formatos físicos sean más un producto de coleccionistas que de usuarios de a pie.

La educación, aunque de una manera menos acelerada, está siguiendo las mismas tendencias digitalizadoras que vemos en el resto de compañías y es que, al igual que ocurre con los sectores mencionados, la educación debe servirse de los avances que se producen en otros ámbitos para llevar a los alumnos un tipo de formación lo más adaptada posible a los tiempos que corren, facilitando no solo el acceso al conocimiento, sino la posibilidad de formarnos con horarios más flexibles, que incluso sean compatibles con el trabajo.

En definitiva, parece claro que la tecnología irá de la mano de la educación durante los años venideros y, con toda probabilidad, cada día veremos una educación más cercana al ámbito virtual, incluso cuando hablamos de la universidad pública o de formaciones aparentemente más clásicas. Solo nos queda saber qué nos depara exactamente el futuro a corto plazo, pero parece que algunas tecnologías, como la realidad aumentada o la realidad virtual tendrán mucho que decir al respecto.
 
Noticias de portadaArtículos relacionados
La enseñanza virtual se impone a la clásica
Poca información de las 34 plataformas laborales digitales, aunque más transparentes que las bigtech
Los rectores acusan con Madrid al ministro Castells de populismo por aconsejarles exámenes online
Universidad de Burgos vota electrónicamente este jueves rector entre tres candidaturas y polémicas
Noticias de portadaOtros artículos de Inclusión digital
El Nobel Stiglitz urge acción para que la ola de prosperidad de la IA-datos no la acaparen los ricos
El Colegio de Ingenieros de Telecomunicación (COIT) lanza ment-it, su programa de mentorización
Poca información de las 34 plataformas laborales digitales, aunque más transparentes que las bigtech
Verificado y real el video de la profesora que grabó a los tanques del golpe de estado en Myammar
Los jóvenes obtienen peores resultados académicos cuando juegan a videojuegos entre semana
© 2021  |  www.ibercampus.info   | Powered by 
Política de cookies  |  Política de privacidad
Ir a la noticia anteriorIr a la portadaIr a la siguiente noticia