Logo de ibercampus.info    Acceder a la versión normal
Ir a la noticia anteriorIr a la portadaIr a la siguiente noticia
Empresas y RSC
Ante la escandalosa presidencia irlandesa del Eurogrupo
El TEJ declara ilegal el tráfico de datos de las digitales tras defender su paraíso fiscal irlandés

    


Apenas 24 horas después de una sentencia contra la política de competencia europea y favorable a Apple y a las ayudas que presta este Estado a esa y otras multinacionales, la Justicia Europea sorprendió otra vez a la ciudadanía y a los medios políticos y de opinión,al declarar este jueves ilegal el acuerdo entre la Unión Europea y los Estados Unidos para transferir datos privados. Esta segunda sentencia anula el llamado ´escudo de privacidad´ que pone en aprietos a miles de empresas en Europa.

En su también primera resolución ante la demanda del ciudadano treinteañero y abogado austriaco Maximillian Schrems contra las cerca de 1.200 páginas de información personal acumulada por Facebook sobre él, como en la práctica podría suceder a cualquier usuario que acepta la política de privacidad para acceder a cualquier web sin reparar en los centenares de empresas a las que autoriza con un solo click a reunir sus datos, la justicia europea le da razón e invalida el llamado escudo de privacidad. Se trata de un mecanismo fijado en 2016 para proteger los datos personales de los europeos enviados a los Estados Unidos para uso comercial, después de que la justicia rechazara la fórmula que precedió a dicho escudo, el llamado puerto seguro.

Sin embargo, el Tribunal de Justicia Europeo en el texto íntegro de su fallo valida las transferencias basadas en cláusulas estándar derivadas del reglamento general de protección de datos europeo, práctica que siguen muchas otras empresas norteamericanas y de otros países y que se denomina Efecto Bruselas, término Efecto Bruselas fue acuñado en 2012 por la profesora Anu Bradfrod de Columbia Law School 

El tribunal también considera que las limitaciones a la protección de datos “no están reguladas conforme a las exigencias” que cabría esperar para que fueran equivalentes al derecho comunitario. Asimismo, se detiene en la cuestión de ciertos programas de vigilancia de los Estados Unidos de los que podrían ser “potencialmente objeto” ciudadanos de otro país. “Si bien la misma normativa establece exigencias que las autoridades estadounidenses deben respetar al aplicar los programas de vigilancia de que se trata, no confiere a los interesados derechos exigibles a las autoridades estadounidenses ante los tribunales”, añade la justicia de la UE. Por todas esas razones, el TJUE decide declarar “inválida” la decisión del escudo de privacidad.

El activista emprendió hace casi una década una guerra jurídica contra el gigante norteamericano, tras rechazar que sus datos personales puedan ser transferidos por la filial irlandesa de Facebook a sus servidores norteamericanos, donde son objeto de tratamiento, alegando que las prácticas de los Estados Unidos no ofrecen la protección suficiente para el ciudadano europeo.

Su mayor impulso llegó en 2013, cuando el informático Edward Snowden destapó el programa de espionaje electrónico masivo de EE UU. Schrems interpuso entonces la 23ª denuncia: bajo leyes europeas, se permitía a las compañías tecnológicas transferir datos de ciudadanos europeos a un “puerto seguro” en el extranjero. Lo hacían unas 4.000 compañías; Facebook entre ellas, que enviaba datos privados a servidores en América. El caso llegó al Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Ganó Schrems. “EE UU no garantiza una protección suficiente de los datos transferidos”, dictaminó el tribunal en 2015. Y permitió a los países europeos bloquear el envío de información de sus ciudadanos al otro lado del charco. Tras la decisión, Snowden le felicitó desde Rusia, donde vive protegido por Vladímir Putin: “Has cambiado el mundo para mejor”.

Después de una sentencia favorable en los tribunales alemanes, aún tiene abiertos varios casos pendientes de resolución. Recientemente recaudó más de 300.000 euros para poner en marcha No es asunto tuyo, en inglés NOYB (None of Your Business ), asociación con la que pretende velar por el cumplimiento de la nueva ley europea de privacidad de datos que entró en vigor en 2018.

Ahora, en la sentencia publicada este jueves (una entre casi cuatro decenas de fallos, otros de los cuales afectan a empresas españolas como Caixabank en un tema de aproximación de legislaciones, otro a Atresmedia en cuestión de Libertad de establecimiento y un tercero a Orange España también en un caso de Aproximación de las legislaciones), la justicia europea ha anulado con su fallo el principal mecanismo legal que emplea  Facebook Ireland (comno miles de compañías) para mandar datos desde la Unión Europea a Estados Unidos, al cuestionar  fórmula de transferencia de datos para los ciudadanos europeos conocida como escudo de privacidad. La Corte de Luxemburgo advierte en especial de que la normativa no pone límites a algunos programas de vigilancia de la Administración norteamericana, de modo que “no existen garantías para las personas no nacionales” de los Estados Unidos que puedan ser objeto de control.

El European Center for Digital Rights (ECDR)-Noyb, institución que preside Maximillian Schrems, declaró que la victoria no significa que las firmas no puedan transferir sus datos al extranjero. “La transferencia de datos puede basarse en el consentimiento informado del usuario, que puede ser revocado en cualquier momento. El reglamento europeo también permite las transferencias de datos que son necesarias para cumplir un contrato.

El propio Schrems afirmó que EE UU deberá hacer reformas para volver al estatus privilegiado que le confería ese escudo. “El tribunal destacó explícitamente que la invalidación del escudo de privacidad no creará un vacío legal, ya que los flujos de datos cruciales aún pueden llevarse a cabo. Estados Unidos ahora simplemente vuelve a la situación de un país normal sin acceso especial a datos de la UE”, sostuvo en un comunicado.

El lobby de las tecnológicas en Bruselas, que el día anterior  festejaba discretamente la derrota de la Comnisión europea en su recurso contra Apple y el Estado Irlandés a propósito de la fiscalidad y la competencia, lamentó la decisión sobre Faceboook al considerar que crea “incertidumbre legal para miles de compañías” que se basan en el escudo de privacidad. 

Miles de empresas usan el mismo mecanismo que Facebook para transferir datos desde la UE a Estados Unidos, tanto tecnológicas, como de servicios, finanzas o consultoras. “La justicia acaba de practicar un corte brutal entre EE UU y la UE, un corte que afecta a toda la economía digital”, aseguró Natalia Martos, fundadora y CEO del bufete Legal Army, al corresponsal de EL PAIS, medio que precisa:
Esto no significa que las empresas que requieran de estas transferencias tengan que dejar de operar de inmediato. El tribunal no ha puesto objeción sobre transferencias basadas en las llamadas cláusulas contractuales estándar derivadas del reglamento general de protección de datos europeo (standard contractual clauses o SCC). Estas cláusulas constituyen una salvaguarda que, en principio, siguen vigentes y serán a las que se aferren las empresas de mayor tamaño. Las que no las tengan firmadas tendrán que dejar de operar de inmediato.
 
La justicia europea da la razón a Apple e Irlanda contra Europa y le anula la devolución de 13.000 millones en impuestos
Esta "multa" de 13.000 millones de euros corresponde a los impuestos que Apple habría dejado de pagar entre 2003 y 2014 en Irlanda. Según explicó la Comisión en su momento, Apple había conseguido pagar un tipo efectivo de impuesto sobre sociedades del 1% sobre los beneficios generados en Europa en 2003, un tipo que llegó a reducirse hasta alcanzar el 0,005% en 2014, con el consentimiento y apoyo del Gobierno irlandés, que la semana pasada logró escandalosamente la presidencia recuperar la presidencia del Eurogrupo para los países como Holanda, Luxemburgo y otros favorables a estas prácticas desleales en fiscalidad y abusos comtra la competencia .
Lo que Apple hizo fue registrar todas sus ventas en Irlanda en lugar de en los países en los que se vendió cada producto, lo que permite evitar los impuestos nacionales y pagar los impuestos de Irlanda. Es lo que se conoce como un "doble irlandés" (crear dos empresas que realizan transferencias entre ellas para eludir el pago de impuestos en los países donde estas y otras tecnológicas operan sin contribuir a sus infraestructuras o la educación y sanidad de los ciudadanos a los que venden bienes y servicios) .Apple salió en su defensa, alegando que la opinión de la Comisión Europea ignoraba las regulaciones fiscales de Irlanda
La tasa planteada por España no se ve afectada por esta decisión, pues no ataca a los 'tax rulings' ni a supuestas ayudas de estado sino que grava la actividad que se produce en el país por estas compañías en servicios como la publicidad digital o el 'big data'. Pero sí que deja al Ejecutivo en una situación menos favorable frente a un beligerante gobierno de Donald Trump, que se apunta un tanto y gana fuerza en esta pelea geopolítica. La administración estadounidense ha llegado a decir que la Unión Europea estaba apuntando injustificadamente a las compañías de su país. En el caso español, ya ha avisado de la imposición de aranceles a los productos españoles en caso de que se ponga en marcha sin consenso.
un golpe para los países de manera individual, sino para toda la Unión Europea en su conjunto. Ya a principios de 2019 se derrumbó la posibilidad de crear un impuesto europeo, pues Irlanda -hoy victoriosa tras la decisión del TGUE- junto con Dinamarca, Suecia y Finlandia decidieron vetar su aprobación. El ministro de Finanzas irlandésPaschal Donohoe, es el flamante jefe del Eurogrupo después de arrebatarle el puesto 'in extremis' a la española Nadia Calviño. Esta decisión le refuerza en su negativa. El propio Donohoe se felicitó este miércoles: "Irlanda siempre ha tenido claro que no se dio un tratamiento especial a las empresas de Apple (ASI y AOE) y que se cobró la cantidad correcta de impuestos de acuerdo con las normas impositivas irlandesas". 
La Comisión Europea había trabajado de manera activa para lograr ese acuerdo paneuropeo con el que gravar a estas compañías. La decisión de Estados Unidos de levantarse de la mesa de negociación el pasado mes de junio que compartía con España, Francia, Italia y Reino Unido para consensuar una tasa fue lamentada por Bruselas, que advirtió de que seguirá adelante con la puesta en marcha de ese nuevo impuesto a nivel comunitario. Sin embargo, esta decisión del tribunal debilita al Ejecutivo.
"El intento de la Comisión de reformar el sistema fiscal internacional a través del litigio ha fracasado. Ellos ahora deberán buscar en otra parte", aseguraba el socio fiscal de Clifford Chance Dan Neidle, a la CNBC estadounidense. Más optimista se muestra Alfonso Lamadrid, abogado de competencia de Garrigues en declaraciones al medio Politico: "Los tribunales se inclinan a respaldar el enfoque de la Comisión en cuanto a los principios, pero están exigiendo que la Comisión haga un trabajo más exhaustivo en su evaluación de todas las circunstancias relevantes cuando lleva la carga de la prueba
La Comisión Europea no llevaba razón cuando exigió a Apple la devolución de 13.000 millones de euros por impuestos no satisfechos correspondiente al Impuesto de Sociedades tributado en Irlanda. Así lo ha sentenciado el Tribunal General de la Unión Europea (TUE) con la anulación de dicha decisión del ejecutivo comunitario, sin que los jueces consideren que el gigante de Cupertino se haya beneficiado de ayudas fiscales ilegales.

Otros muchos precedentes y consecuentes

Hay otros precedentes al de Apple contra la Comisión y a favor de Irlanda y otros paraísos fiscales, y las grandes digitales esperan que haya muchos más. Ya ocurrió el pasado otoño con la fiscalidad de la cadena de cafeterías Starbuks con la anulación de la devolución de entre 20 y 30 millones de euros a los Países Bajos por haberse beneficiado de ayudas de estado ilegales. Lo mismo ocurrió en Luxemburgo con Fiat, que ganó en los tribunales a la Comisión Europea el litigio de los denominados tax rulings, considerados inicialmente "ayudas de Estado ilegales e incompatibles con el mercado interior" y después bendecidos por el máximo órgano judicial europeo.

En todos los casos, el Tribunal General de Justicia consideró que la Comisión Europea se había equivocado al entender que las empresas afectadas habían fijado precios de transferencia (de venta de bienes y servicios entre empresas de su grupo) con unos niveles muy diferentes a los existentes con entidades independientes, trasladando parte de esos beneficios a países europeos con tributación más laxa que el resto, como sucede con Paises Bajos, Irlanda o Luxemburgo.

Según señala el comunicado de la corte de Luxemburgo, el Tribunal de Primera Instancia considera que la "Comisión Europea no ha demostrado, en virtud de su razonamiento subsidiario, errores metodológicos en los fallos que habrían dado lugar a una disminución de los beneficios imponibles de las sociedad de Apple en Irlanda". De hecho, aunque el Tribunal de Primera Instancia "deplora la naturaleza incompleta y a veces inconsistente de los fallos fiscales impugnados, la

Se trata de un fallo en el que vuelve a perder Margrethe Vestager, la vicepresidenta de la Comisión Europea y responsable de Competencia, quien lucha desde 2014 para que las Big Tech tengan una fiscalidad específica y paguen sus impuestos como el resto de las empresas con las que compiten deslealmente.

La comisaria Vestager pusp a Google multas récord de 2.420, 4.340 y 1.490 millones de euros por abuso de posición dominante y está a punto de hacer lo propio con Amazon. Tal y como ella misma ha reconocido en varias entrevistas, quiere abrir una investigación formal sobre la empresa de Jeff Bezos en cuestión de días por prácticas monopolísticas, algo que lleva preparando casi un año. También tienen casos similares otras empresas no tecnológicas pero con grandes beneficios, acrecentados por la pandemia de COVID, como las de tarjetas Visa y Mastercard.

La Comisión sugiere que Amazon podría estar utilizando injustamente los datos de ventas para tener ventajas sobre las tiendas más pequeñas, lo que tambien puede acabar en multas o una orden para cambiar la forma en que opera la compañía.

La empresa californiana Apple opera en Irlanda desde 1980 y, al igual que otras compañías estadounidenses con filiales internacionales, ha sido acusada regularmente de eludir los impuestos extranjeros. Sin embargo, entre 2018 y 2019, pagó más impuestos fuera de Estados Unidos que en los 15 años anteriores juntos. Según explica la propia empresa, son “el mayor contribuyente mundial” (también es la empresa de mayores beneficios del mundo) pues han pagado más de 100.000 millones de dólares (87.461 millones de euros) en todo el mundo a lo largo de la última década en impuestos sobre el beneficio y decenas de miles de millones más en otros impuestos.

Precisamente Irlanda, con Paschal Donohoe, recién elegido presidente del Eurogrupo y líder del Departamento de Finanzas del Gobierno irlandés, ha tenido y tiene escandalosamente un papel fundamental en la negociación sobre una tasa específica para las grandes tecnológicas. 

En una entrevista reciente con Financial Times advirtió de que la tasa Google que promueven la UE y España puede traer una guerra comercial con EEUU y aboga por una tasa global para estas compañías. Su intención es que Donald Trump vuelva a la negociación, pues el presidente estadounidense ha amenazado con más aranceles si sigue adelante. En su opinión, los gigantes tecnológicos deben pagar más impuestos “ahora y en el futuro” pero apela por una fiscalidad que no afecte al comercio global.

En cuando a la sentencia de Apple, también se ha manifestado, además de celebrar el veredicto del (TUE) ha destacado que “Irlanda siempre ha tenido claro que no se dio un tratamiento especial a las empresas de Apple (ASI y AOE) y que se cobró la cantidad correcta de impuestos de acuerdo con las normas impositivas irlandesas”.

Noticias de portadaArtículos relacionados
Polémica reguladora y tributaria por las "gafas" de Google, Apple y otras grandes digitales
Libra,Calibra y asociados eligen Suiza para la mayor opacidad fiscal de la criptomoneda de Facebook
Salen del proyecto Libra de criptomoneda Visa, MasterCard, Paypal, eBay, Stripe y Mercado Pago
Multa europea de 570 millones a Mastercard por imponer costes ficticios a consumidores y comercio
Noticias de portadaOtros artículos de Empresas y RSC
Abuso fiscal, blanqueo de capitales y corrupción plagan las finanzas mundiales, revelan FinCEN Files
Las inversiones de impacto social y medioambiental positivo pasaron de 90 a 229 millones en 2019
Bayer pierde 8.059 millones de euros por el glifosato tras admitir que Monsanto espiaba a críticos
Cómo las empresas del AVE corrompieron al Rey emérito empaña la información debida en RSC de todas
Competencia sanciona a 5 de los 7 operadores expedientados por usar líneas 902 entre 2016 y 201
© 2020  |  www.ibercampus.info   | Powered by 
Política de cookies  |  Política de privacidad
Ir a la noticia anteriorIr a la portadaIr a la siguiente noticia